Sistema Endocannabinoide

Nuestros cuerpos al igual que el de varios animales vertebrados tienen un sistema endocannabinoide que ayuda regular varios procesos fisiológicos como el apetito, dolor y sensación de placer, sistema inmune, estado anímico y la memoria. Como cualquier otro sistema de nuestro cuerpo, el sistema endocannabinoide puede tener deficiencias que se deben contrarrestar y los fitocannabinoides son una manera natural de suplementar, complementar o aumentar los cannabinoides en tu cuerpo.  
 
Hay tres maneras de conseguir cannabinoides:
 
1. Endocannabinoide: producido por tu propio cuerpo en el cerebro.
 
Ejemplo: Anandamide (AEA), 2-archidonoylglycerol (2-AG), palmitoylethanolamide(PEA)
 
2. Fitocannabinoide: derivado de la planta Cannabis sativa L.
 
Ejemplo: THC, CBD, CBN, etc.
 
3. Cannabinoide sintetico: elaborado en laboratorio farmacéutico
 
Ejemplo: THC puro               
 
En nuestro sistema endocannabinoide existen varios receptores que pueden absorber los endocannabinoides y los fitocannabinoides. Estos receptores son proteínas en las membranas celulares. Los 2 receptores más conocidos son:
 
1. CB1 - se encuentra en el cerebro en su mayoría en la parte del cerebelo, ganglios basales, hipocampo y en el sistema límbico. Estas partes del cerebro tienen que ver con el control motriz, la memoria y control emocional. Las mayores interacciónes que tiene este receptor es con Andandamide(AEA) cuyos efectos son duplicados por THC.
 
2. CB2 - que se distribuye por todo el cuerpo, pero está concentrado en los glóbulos blancos (leucocitos), en el sistema gástrico, y sistema inmune.
 
La ubicación de estos receptores es lo que causa la imposibilidad de una sobredosis fatal de cannabis. Otras drogas como el alcohol y las drogas derivadas de amapola se fijan a receptores en el tallo encefálico que controla los pulmones y el corazón. Una afectación en las funciones de los pulmones o el corazón podría causar la muerte. Mientras que no hay receptores de cannabinoides en estos tipos de órganos esenciales para el mantenimiento de la vida.